Descripción

na gran variabilidad genética permite a los hongos la capacidad de medrar en ambientes extremos. La eficiente regulación transcripcional y la perfecta comunicación entre el núcleo y el citoplasma, donde se sintetizan los factores transcripcionales y concurren muchos de los sistemas de señalización, aseguran la correcta expresión de aquellos genes cuyos productos se necesitan para que el hongo se desarrolle en estas condiciones ambientales. Estudiamos la maquinaria molecular que participa en la homeostasis de cationes, mono y divalentes, y la que asegura el transporte núcleo-citoplásmico de factores transcripcionales de alta jerarquía que permiten afrontar los diferentes estreses abióticos. Así mismo, pretendemos establecer la forma en la que estos procesos participan en la diferenciación celular que ocurre durante el ciclo de reproducción asexual en Aspergillus y en la patogenicidad de este hongo en mamíferos.